instagram-hover.png

ENCUENTRE SU PROPIEDAD:

Martes 31 de Marzo del 2015

“El desafío es mantener un buen nivel de construcción, intentando bajar los costos”

En entrevista con Del Constructor, el director de Campiglia Construcciones, Ingeniero Eduardo Campiglia se refirió a las viviendas de interés social y su recepción en el mercado, luego que la empresa que preside inaugurará dos edificios. El primero fue “Vitis”, ubicado en Millán y Vilardebó, en el Prado, con 29 apartamentos de dos y tres dormitorios. El segundo fue “El Roble”, ubicado en avenida Millán y San Martín, con 66 apartamentos de uno y dos dormitorios y 41 cocheras. Este último comenzó a ocuparse el 8 de diciembre pasado y ha tenido una muy buena recepción. “Nos sorprendió por el rendimiento de los alquileres. Todos los propietarios que han comprado para inversión están muy contentos porque la unidades ya las tienen alquiladas”, señaló Campiglia.

Este año, en el marco de proyecto de viviendas de interés social, está prevista la inauguración de edificio “Thays”, sobre avenida Italia, con apartamentos de 1 y 2 dormitorios y cochera opcional. También se prevé la entrega de algunos apartamentos del proyecto “Estrella del Sur”, que comprende cien unidades habitacionales, con la posibilidad de cochera por apartamento. En total, Campiglia Construcciones está comercializando seis proyectos aprobados bajo la nueva ley 18.795 de Vivienda de Interés Social, incluido los dos ya entregados, y comenzó la estructura  de la segunda torre del Desarrollo Inmobiliario Estrellas del Sur que comprende una torre de 25 pisos con unidades de 1 y 2 dormitorios con garaje opcional, de la cual está preparando su lanzamiento.

“El Ing. Campiglia se refirió a la necesidad de bajar los costos y mejorar la productividad, uno de los principales objetivos para lograr acrecentar el margen de accesibilidad a este tipo de emprendimientos. En ese sentido, explicó que las Vivienda de Interés Social cuentan con planes de financiación acordes a este tipo de emprendimientos. “Tenemos el Banco Hipotecario del Uruguay y el Santander que financian hasta el 80%, e inclusive hasta el 90% con el plan Yo Ahorro del BHU. Después está el fondo de garantías de créditos hipotecarios, donde hay que cumplir ciertas características para poder aplicar, y donde nosotros tenemos edificios con unidades que entran dentro de las características por las cuales se puede financiar por fondo de garantía de créditos hipotecarios hasta el 90%. De hecho, hemos vendido bajo esta modalidad”.

En agosto de este año se cumplirá cuatro años de la aprobación dela Ley18.795 de acceso ala Viviendade Interés Social (VIS). A su juicio, ¿qué repercusiones ha tenido?

Está cumpliendo el objetivo para la que fue creada y los resultados se van a ver más a mediano y largo plazo. Esta ley lo que está haciendo es agregando productos de buen nivel en distintas zonas de la ciudad. Lo que hemos podido verificar es que en barrios donde hacía años que no se construía hay una demanda latente que simplemente no era satisfecha porque no había oferta, tanto para venta como para alquiler. Nosotros, en este tipo de proyectos, hemos vendido a consumo final y a inversores, los cuales están muy conformes porque han alquilado rápidamente con una renta más alta de lo común.

Uno de los objetivos de esta ley era mantener la inversión, además de descomprimir la construcción en la franja costera, incentivando la misma en otras zonas.

Se están cumpliendo plenamente los objetivos de construir en otras zonas que antes no eran miradas con interés por parte de los inversores y además se está generando ocupación.

¿Cree que los precios de estas viviendas son accesibles a la clase media?

Sí, seguimos trabajando en el desafío de mantener un buen nivel de construcción, a costos más bajos, para que sea más accesible aún.

El ciclo de la construcción

Los costos en la construcción, según empresarios e inversores,  es el “talón de Aquiles” del sector.

Sí, lo que pasa es que los márgenes para nosotros están acotadísimos. Esto es debido a que la mano de obra ha subido pero no aumentó la productividad. Que la gente gane muy bien nos viene muy bien, porque es gente que consume, genera riqueza y posibilidades de trabajo para otros. El tema es que el buen salario tiene que estar acompañado de una buena productividad. La gente quiere trabajar menos horas y ganar más, como ocurre en algunos países. Me parece bárbaro, pero el tema que en esos países la productividad es muchísimo mayor. Eso es lo que tenemos que lograr entre el sindicato y las empresas.

La productividad también está relacionada con la mano de obra especializada, que es otro de los temas donde se hace hincapié.

La productividad también está relacionada con la calidad de proyectos y la planificación detallada de su ejecución, y por supuesto con la calificación de los técnicos y personal participante en las obras.

Usted se refería al ciclo de la construcción. ¿En qué momento se encuentra hoy ese ciclo?

En el caso de vivienda las de nivel alto se ha atenuado y eso lo está corrigiendo la construcción de viviendas de interés social. La próxima etapa es llegar a costos de vivienda de interés social más bajos.

Fuente: El Constructor

fbcompartir.jpg twittear.jpg Enviar a un amigo

Enviar a un amigo